¿Nueva negligencia de las Fuerzas Armadas?

0
573

El Servicio Paz y Justicia Paraguay (Serpaj-Py) lamenta profundamente el hecho ocurrido en la sede del Comando del Ejército, ubicado en Campo Grande, en que el vicesargento Óscar Giménez cayó de una altura considerable y terminó con lesiones potencialmente mortales: se le amputó la pierna y tuvo traumatismo de cráneo. Nuestra solidaridad con la familia del vicesargento Giménez.

No es la primera vez que ocurre este tipo de hechos con los suboficiales del ejército; existen registros que dan cuenta de casos en que subalternos, bajo obediencia y cumpliendo con tareas encomendadas por superiores, terminan con heridas de diversa gravedad al no contar con las debidas garantías y precauciones para su seguridad. Al interior de las Fuerzas Armadas estos casos quedan catalogados como “accidentes”.
Acerca de las atribuciones de los cargos. Para ingresar como suboficiales se estudia durante dos años en las escuelas militares, luego, dependiendo de cada arma, tienen sus funciones y responsabilidades acordes al rango. ¿Está dentro de las responsabilidades de un Suboficial, realizar mantenimiento de un mástil? Igualmente, en caso de haber sido orden de un superior, se tuvo que haber tenido en cuenta todos los riesgos que conlleva.

Por el modo en que se desencadenó el accidente, las noticias vertidas en los medios, el video que captó el momento de la caída, suponemos o dudamos de algunos elementos que hicieron al hecho. El vicesargento ¿contaba con el equipo de seguridad necesario para llevar adelante una tarea de tal envergadura? ¿contaba con casco protector? ¿Llevaba arnés?, ¿la grúa utilizada contaba con el servicio de mantenimiento al día?

Ante este caso es importante tener en cuenta que las FF.AA. cuentan con el rubro 240 que corresponde a Gastos y Mantenimientos. En el año 2017 se le asignó para este menester la suma en guaraníes de 14.030.114.129 (Catorce mil treinta millones, ciento catorce mil, ciento veinte y nueve). ¿Por qué no se contrató a gente especializada para trabajos de este tipo?, ¿por qué se arriesgó inútilmente la joven vida del vicesargento Giménez?

Desde el Serpaj-Py, consideramos que el Presidente de la Republica en su carácter de comandante en jefe de las FF.AA., por este hecho sumamente grave, debe arbitrar los mecanismos necesarios para realizar una exhaustiva investigación y sancionar penal y administrativamente a los responsables, si hubiere, en este trágico caso.
Recalcamos que las FF.AA. tienen registradas más de 150 muertes de jóvenes en los cuarteles y dos desaparecidos desde 1989-2012, la mayoría de ellos en la más absoluta impunidad.

(De acuerdo con las informaciones publicadas en medios digitales, el militar se encontraba realizando tareas de mantenimiento en el mástil de la sede militar, sentado sobre una grúa perteneciente al Comando de Caballería RC. El cabo de la máquina aparentemente cedió provocando la caída del uniformado. El hecho sucedió a consecuencia de la falta de mantenimiento del vehículo de gran porte.)

 

La foto de portada es parte del ensayo fotográfico de Jorge Sáenz. Aparece Darío Vera Portillo, quien sufrió una amputación de pierna mientras cumplía con el servicio militar en el año 1995, poco después murió por complicaciones de la herida. La foto es contratapa del libro que registra 147 víctimas del SMO.