Jóvenes bañadenses se capacitan en habilidades para la vida

0
260

Además de las mujeres de las bases de Codeco, Coordinadora de Defensa Comunitaria del Bañado Norte, que se capacitan para llevar adelante sus microemprendimientos, también en junio más de 20 jóvenes de entre 15 y 20 años participaron de un proceso de talleres de “Habilidades para la Vida”. Ellos provienen de la Codeco Juvenil y de la CJB (Coordinadora Juvenil de los Bañados de Asunción).

En tres jornadas intensas trabajaron sobre estos temas: Habilidades para la vida, autoestima, planificación personal, género. Ahora que ya están en el tramo final del proceso, ellas, ellos, elegirán un par de ejes sobre los cuales se capacitarán y recibirán certificación que les darán herramientas para salidas laborales dignas.

Un poco del contexto. La vida la población del Bañado Norte se ve atravesada por las cíclicas inundaciones de su espacio comunitario que si bien corresponde a un fenómeno natural, al ser pronosticable es posible pensar en acciones de abordaje de manera a suavizar el impacto en la vida cotidiana.

En medio se desarrollan las negociaciones con los entes estatales tanto para gestionar refugios y ayuda durante y después la crecida (operación retorno), como con los megaproyectos de la Franja Costera que ponen en peligro el derecho de las y los bañadenses a su arraigo y a vivir en la ciudad.

Entendiendo ese contexto de inestabilidad se pensó en la importancia de estos talleres, para reforzar en su resiliencia a este grupo, entendiendo la resiliencia como:

La capacidad de recuperarse después de la adversidad. La rapidez con que los individuos o los grupos se recuperan después de experimentar un trauma depende de varios factores, incluyendo: lo que pasó, cuánto tiempo duró, cuánto apoyo hay disponible, la capacidad de resolver problemas, las creencias, la fortaleza interior y la sabiduría del individuo o grupo. (Puig Gema y José Luis Rubio. Manual de resiliencia aplicada).

Este proceso se lleva adelante mediante el Serpaj Paraguay y Oxfam en Paraguay con la Codeco, y el apoyo de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo, en el marco del Proyecto de Resiliencia Comunitaria.