Desmontar la cultura autoritaria de la escuela es un tema que debe salir en el examen

0
123

En el campamento juvenil interdepartamental, Ramón Corvalán, del equipo de educación del Serpaj Paraguay, se puso a analizar con el grupo de jóvenes la cultura escolar en un contexto autoritario. ¿Qué hablaron al respecto? En una breve entrevista, nos lo explicó:
“Vimos cómo un modelo autoritario interviene sobre la cultura escolar y en lo concreto cómo eso se reproduce en la escuela. Y entonces también, luego de eso, se puede tener una idea de cómo desmontar la cultura autoritaria.

Vimos en el plano del curriculum, por ejemplo, cómo fue importante que se difunda un tipo de historia del Paraguay que se centra en algunos personajes y en algunos acontecimientos, dejando de lado una serie de situaciones y eventos que caen en lo que conocemos como historia social. Que también la historia oficial que conocemos está más concentrada en un relato construido desde el centro de poder. Entonces, muchas otras historias locales no están en La Historia.

El control que supone también el libro de texto único, y más en una época en que los jóvenes –aquellos que pueden- acceden a medios digitales donde se encuentran con la experiencia de multiplicidad de textos existentes acerca de un hecho o un acontecimiento.
También analizamos cómo fue importante controlar los procesos internos del aula, la escuela está muy concentrada en el establecimiento y el respeto de la jerarquía. Eso es más importante a veces que el propio programa, que el chico tenga la vivencia de la jerarquía: el papel del supervisor o supervisora, el director o directora, el profesor o profesora.

También hablamos de las formas de disciplinar, lo cual supone también qué cosas están permitidas, qué cosas no, formas de vestir, tipo de pelo. También otra serie de situaciones que tienen que ver con la concentración de la burocracia. Al final todo el proceso de lo que ocurre en el aula desemboca en la evaluación que se efectúa en el examen, entonces también hay una serie de conocimientos y saberes que no son importantes porque, al final, como dicen ellos “eso no va a salir en el examen”, lo cual limita y condiciona bastante lo que serían debates y experiencias democráticas.

Vimos cómo eso, durante el stronismo y antes, incidió profundamente en la cultura escolar lo cual supone toda una serie de temas y situaciones que hay que empezar a pensar y modificar si uno quiere avanzar hacia una escuela más democrática.”