Comunicado de jóvenes de Concepción en proceso de derechos humanos y cultura de paz

0
430

En fecha 15 de septiembre del año 2017, jóvenes referentes de: la Organización Regional Campesina de Concepción (OCRC), Organización Campesina del Norte (OCN), Jóvenes por Concepción (JPC), Jóvenes del Asentamiento de Arroyito y la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios Concepción (Fenaes) , nos reunimos para debatir las diferentes situaciones que nos tocan vivir, buscar coincidencias y para proponer acciones en torno al proceso de transformación de la sociedad, en el marco de los derechos humanos y de paz.

Condicionados por nuestra realidad de jóvenes que estamos creciendo en un escenario adverso en materia social, económica y política, confiamos en que a través del debate permanente, el análisis de la coyuntura y el diálogo comunitario, lograremos que las autoridades locales y nacionales escuchen nuestras voces de reclamo.

Somos la juventud que vive a diario los azotes de la violencia estructural e institucional, que soporta los rigores de la criminalización de la protesta y que sufre y resiste en la lucha por la tierra y el territorio en disputa con los grandes latifundistas, militares, traficantes y multinacionales.


Pedimos el cese de la militarización con la derogación de la Ley 5036/13 que regula las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTC) en el norte de país. En este marco nos movilizamos por el cumplimiento de los derechos humanos y colectivos para repudiar el despojo de nuestras formas de vida, el secuestro de nuestras esperanzas, la supresión del buen vivir.

En ese sentido, consideramos que sin una educación pública, gratuita y de calidad, sin empleos y sin tierra, la incertidumbre seguirá ceñida a nuestro futuro.
Lamentamos la poca o nula asistencia de la Secretaría de la Juventud dependiente de la Gobernación del primer departamento ya que no promueve como política estratégica el mantenimiento de las becas de estudio para jóvenes de escasos recursos, hombres y mujeres, a fin de que estos puedan acceder a condiciones más dignas de desarrollo y superación.

Exigimos que se tramiten las acciones necesarias para que la universidad pública pueda abarcar todos los distritos a fin de que el acceso a la misma sea fácil, económico y posible para la mayoría.

Necesitamos que las autoridades sanitarias atiendan las necesidades de la población en materia de salud. En el Hospital Regional faltan insumos básicos y profesionales que atiendan a la población.

Pedimos más respaldo a la cultura y el arte en el departamento. Jóvenes talentosos ven sus sueños agonizar ante la falta de oportunidades y la indiferencia de las instituciones que deberían promover espacios de aprendizaje y recreación. Concepción es un departamento muy rico en cultura, pero los artistas no reciben apoyo.

Creemos que es una gran injusticia que muchos jóvenes, hombres y mujeres, sin oportunidad de acceder a la educación superior y universitaria se aventuren a la vida de la ciudad para trabajar en condiciones precarias y así mantener a sus familias.

Existe un gran número de jóvenes “ni-ni”, que ni estudian ni trabajan debido a una gran suma de factores, principalmente porque el Gobierno nacional no tiene en cuenta este sector de la población.

Demandamos por ende mayores posibilidades de alcanzar un departamento con inclusión social y políticas públicas orientadas a la juventud, para dejar de lado esa imagen negativa que se tiene sobre el Norte del país, que es fomentada justamente por quienes ambicionan destruir nuestro sentido de comunidad.

Todos y todas nos pronunciamos en contra de cualquier tipo de violencia hacia las juventudes y nuestras sociedades.