Bañado Norte. La resistencia en territorio es de mujeres

0
96

En el Bañado Norte existen demasiadas historias de mujeres y hombres valientes. Ya tocará la oportunidad de recoger más, para inspirarnos y valorarnos. Pero en este espacio acercamos cinco historias de vida de mujeres, algunas referentes de Codeco y Codeco Juvenil. Todas por la defensa del territorio, el respeto al arraigo y la reivindicación del derecho a vivir en la ciudad.

Selva Miranda es educadora en el Bañado Norte. Su profundo compromiso con la vida y con una educación liberadora, lo demuestra en la decisión diaria de enseñar en ese contexto tan adverso. Lo supimos aquella vez que las aguas del río inundaron la escuela, cuando ella determinó que las clases debían seguir y cada mañana, en canoa, acercaba las tareas y la comida a niñas y niños cuyas familias resistían en el sector elevado del edificio.
“El momento que a mí me marcó para decir: esto es lo que quiero hacer, fue en el 2014 cuando esto se veía rebasado y debíamos estar pendientes de la vida del otro. Nosotros miramos ahora lo que hicimos y decimos: cómo fuimos capaces de organizar todo eso”
“Este centro educativo (Caacupemi) es el vivo ejemplo de progreso, si ellos (la comunidad) no lo quisieran, no estaría como está ahora mismo”.

Erika Zuchini tiene 24 años, es coordinadora de la Codeco Juvenil. Es del barrio San Miguel Guerrero, ahí donde según el mapa de Asunción solo existen animales y espacio verde. Ella está convencida de que gracias a la organización se logró el compromiso para la construcción de 600 viviendas a las familias que quieren quedarse en la zona. Sin la organización, dijo, el MOPC Paraguay habría pasado por encima de la gente, como lo estuvo haciendo en todo este proceso de la megaconstrucción de la avenida costanera.
“Lo que más nos motiva es el derecho a vivir acá, en nuestra zona, el arraigo que tenemos”.

Rosa Ferreira es pobladora del Barrio San Miguel quien hasta noviembre pasado se resguardaba bajo el techo del que fue su hogar durante décadas en el Bañado Norte, una zona donde construyó arraigo y que hoy se encuentra arrasada por máquinas y arena lavada. Las obras de la Franja Costera en su segunda etapa avanzaron hasta desmantelar su casa. Hoy, ella y otras familias afectadas están atentas porque la Municipalidad y el Ministerio de Obras Públicas cumplan con su compromiso por tierras y, junto con la Senavitat, en mejorar las condiciones de los refugios transitorios y viviendas dignas
“Esta tierra nos la dio mi abuelo para vivir acá. Cargamos esta zona para poder vivir. Uno es feliz en su lugar”, dijo.

Sixta Bobadilla, más conocida como ña Zuni, es pobladora del barrio San Miguel Guerrero, Bañado Norte. Una de las referentes de la Codeco. Está casada, tiene 6 hijos 4 nietos. “Cuando ves tanta injusticia en el barrio, cuando vas aprendiendo que tenés derecho, sentís esa fuerza de que sí tenés que pelear”.

María García es del Bañado Norte, coordinadora de la Codeco y de Cobañados. Ella mira con tristeza todo un sector que va desapareciendo, toda una cultura, y eso le duele mucho. Como referente de organización, habla de sus razones para estar al frente de esto: “Tengo una necesidad de estar en contacto con la gente. Mi gran secreto es el amor, amo lo que hago, no lo hago por ningún cuoteo de trabajo o político. Primero porque soy del Bañado: lucho por mi tierra, por mi vida, por mi gente”.