Misión, Visión, Valores

Misión Institucional

Promover la construcción y el desarrollo de una cultura de paz, fortaleciendo grupos, comunidades y organizaciones sociales a través de la noviolencia activa basada en el respeto y vigencia de los derechos humanos, la interculturalidad y la equidad de género.

Visión Institucional

Grupos, Comunidades, Organizaciones Sociales y Serpaj fortalecidos, construyendo cultura de paz desde la noviolencia activa, promoviendo y exigiendo la vigencia y práctica de los derechos humanos para una sociedad intercultural, equitativa y solidaria.

Principio orientador
Decidimos asumir como el valor central para la acción la ‘dignidad de la vida’.

La ‘dignidad de la vida’, exige el acceso y disfrute a la salud, educación, empleo, vivienda, tierra con calidad de derecho humano. Pero, no cualquier tipo de educación, ni cualquier servicio de atención en salud, ni cualquier tipo de vivienda sino aquellas adecuadas al principio fundamental del sistema de derechos humanos, la ‘vida’ plenamente realizada.

Por tanto, es desde el lugar definido por el valor ‘dignidad de la vida’ que cobran sentido otros valores reconocidos como fundamentales para Serpaj. La relación de estos otros valores con el valor dignidad de la vida no se define por el criterio de mayor o menor importancia; simplemente adquieren sentido y contenido desde la centralidad de la vida.

La paz, el SERPAJ entiende que la Paz es fruto de la justicia. Que la Paz total existe, que es parte de un proceso de construcción permanente que requiere del pleno respeto a los Derechos Humanos. Percibe además dos caminos para la construcción de la paz que se nutren entre sí: la paz como valor social, que se construye con y desde otros/as, en el entorno y la paz como valor individual, que se construye desde uno, una.

La igualdad y la justicia valores esenciales, implica el pleno goce de los Derechos Humanos; la búsqueda del equilibrio en todos los niveles y ámbitos. Justicia e igualdad para el excluido, marginado, desposeído de sus derechos, cultura, bienes; que cada uno/a sea/tenga lo que por derecho y dignidad le corresponde.

El servicio es una acción activa, libre y voluntaria. Es espiritual y solidaria, conlleva valores, actitudes y prácticas de generosidad, cooperación, gratuidad; la acción y compromiso por una causa común y justa.

La solidaridad /reciprocidad, ambos valores se resignifican mutuamente. La solidaridad en el sentido de asumir el problema del otro como de uno mismo y la reciprocidad, derivada de la cultura del intercambio de los guaraníes que supone situar la preocupación por la vida del otro como centro de la cultura y desde allí se organiza la economía, la sociedad, la vida cotidiana.

 

Principios ideológicos orientadores

Nos referimos a principios ideológicos orientadores como fundamentos que nos permiten plantearnos el cómo ser y crecer como SERPAJ, en ellos podemos ver la práctica, los valores y actitudes que nos proponemos como organización.

La autonomía de Serpaj emerge como un proceso a ser construido dentro del desafío mismo de plantearse la construcción de una Organización caracterizada por la noviolencia activa, la búsqueda de la paz y la justicia social y por la asunción de los principios y valores que esto implica

La horizontalidad como la capacidad de relacionarnos sin avasallar, sin imponer. Supone alimentar relaciones fraternas, donde la apertura, sencillez y confianza en el otro, la otra se base en la convicción de nuestra dignidad y valor como seres humanos. Para vivir la horizontalidad es importante hacer accesible la experiencia, el conocimiento y la información, espacios de construcción colectiva, de asunción de responsabilidades y de tomas de decisiones alimentando así la co-responsabilidad.

Supone además trabajar por una distribución horizontal de responsabilidades, libre de jerarquías y estructuras verticalistas, haciendo posible y real la participación de todos/as en la toma de decisiones en todos los niveles y ámbito y en el control político de la organización, garantizando que los/as miembros del grupo crecer en compromiso real con el trabajo cotidiano y la construcción institucional.
Se opta por una forma asamblearia de distribución de responsabilidad, donde los valores, principios y estatutos institucionales guían el ser y hacer de la organización.

La no violencia activa, es una opción de vida, una postura política, un método de resistencia y lucha, sin armas más que el dialogo y, enfrentando todo tipo de violencia y conflictos de forma activa y pacífica.

La lucha por la afirmación de la dignidad de la vida, es la búsqueda de justicia e igualdad y de conciencia de la situación histórica estructural, y a un compromiso de lucha por su transformación.
El respeto, promoción y defensa de los derechos humanos

 

El Desafío para SERPAJ-PY

El desafío para Serpaj Py consiste, por tanto, en realizar acciones que apunten a que el principio fundamental del sistema de derechos humanos sea efectivamente la ‘dignidad de la vida’ para que la sociedad constituya un lugar donde la vida sea posible a todos y todas (personas, naturaleza), desde y para unas relaciones de Paz en todos los aspectos y estadios de la vida.