A TRAVÉS DE LA COMUNICACIÓN, JÓVENES DEL NORTE SUMAN FUERZAS A LA DEFENSA DE SU TERRITORIO

0
127

La escuela de comunicación campesina permite que jóvenes del Norte del país cuenten con herramientas de comunicación para la difusión de lo que sucede en sus comunidades, y ya dio sus primeros frutos: 25 chicos y chicas listos para contar las historias que todos deberíamos saber.

El Servicio Paz y Justicia Paraguay lleva adelante esta iniciativa que plantea un proceso de formación en comunicación popular campesina para adolescentes y jóvenes de comunidades del Norte del país. Esta primera experiencia de la “Escuelita de Comunicación Campesina” estuvo dirigida a jóvenes integrantes de la Coordinadora de Organizaciones Campesinas de Concepción. De los 36 chicos y chicas que iniciaron el proceso, 25 lo concluyeron, convirtiéndose de esta manera en comunicadores populares de sus comunidades, e integrantes de una red que contribuirá a la actualización de un Sistema de Documentación de Información sobe Criminalización de Acciones de las organizaciones Defensoras de Derechos Humanos, un instrumento valiosísimo para proteger a quienes defienden los derechos humanos en el Norte.

El programa de formación cuenta con 6 unidades temáticas, distribuidas en tres módulos desarrollados en talleres que, en esta primera experiencia, se realizaron entre los meses de junio y agosto. Los módulos abordaron tres temáticas: historia de la cultura campesina y su expresión comunicacional; elaboración de la noticia y su incidencia política y estrategias de difusión a partir de las redes sociales.

Esta primera edición comienza a dar frutos: Un grupo de 25 jóvenes, varones y mujeres, conectados a través de las tecnologías de la comunicación, comunicados entre ellos y coordinados para difundir el día a día de sus comunidades.

“Si bien pueden parecer poco 6 talleres, sin embargo habilitaron un espacio donde los jóvenes pudieron hablar, compartir y colocar visiones, historias y vivencias en relación a la comunicación. En este sentido, numerosas fueron las experiencias e historias que se cruzaron, a mí lo que más me llegó fue el mensaje claro de ellos y ellas: Que la comunicación deje de ser un instrumento al servicio de y se constituya en una herramienta muy valiosa para crear y dar nuevos significados, para cuestionar lo que no se cuestiona porque siempre fue así o porque no vale la pena“, explica Marta Almada, del equipo de educación de Serpaj Py y una de las promotoras de este proceso.

La iniciativa continuará en el 2017, capacitando y promoviendo la coordinación en red de adolescentes y jóvenes de los departamentos del Norte.