Mujeres de Horqueta se asumen como defensoras de derechos humanos

0
274

Luego de tres meses, el pasado sábado 5 de agosto, finalizó en Horqueta el Curso de Formación en Derechos Humanos, organizado por el Serpaj Paraguay con la cooperación de la agencia alemana Misereor. El objetivo fue que las mujeres organizadas en comités, asociaciones y organizaciones campesinas se asuman como defensoras de derechos humanos y así contribuir a la vigencia plena de estos.

Grupos organizados que participaron:

  • Comité de mujeres Santo Rey de Horqueta
  • Comité de mujeres 8 de diciembre de Peguaho Loma
  • Comité de mujeres 24 de febrero de Hugua Duarte
  • Comité de mujeres Caacupemi de Concepción
  • Comité Primavera Poty de Arroyito
  • Asociación de Productoras San Isidro Labrador de Belén
  • Asociación Kuña Aty Santo Domingo de Calle 10 Horqueta
  • Organización Zonal de Agricultores Ecológicos
  • Organización Campesina del Norte

La realidad como punto de partida
En total fueron cuatro encuentros-talleres donde se logró un equilibrio entre la teoría y la práctica con metodologías enmarcadas en la educación popular, el abordaje en todo momento se hizo partiendo de la realidad: la personal, colectiva (del grupo, de la organización), local, nacional y regional.

El mayor desafío fue que se animaran a desarmar preconceptos y adjetivaciones que desde sectores como los medios de comunicación se encargan de instalar: “los derechos humanos están sólo para defender a criminales”.

Descubrieron que el hecho de criminalizar los derechos humanos y a las organizaciones que los defienden es parte de una estrategia utilizada precisamente para vaciarlos de su verdadero valor, fundamento y de su dimensión emancipadora.

La vinculación existente entre persona y dignidad en el discurso de los derechos humanos es porque los planes, programas y políticas de los gobiernos deben fundarse en ella.

Por eso, demonizar los derechos humanos significa alejarlos de la posibilidad de constituirse como fundamentos de políticas públicas, liberando así al Estado de su responsabilidad de garante y defensor.

Se reiteró en cada módulo el consenso fundamental y la afirmación que resume la idea de los derechos humanos: todos los seres humanos son personas y deben ser tratados como tales.

Reconocer en los derechos humanos a la persona y su dignidad como centro y fundamento; ver, mirar, comprenderlos como la memoria de la dignidad, y la conciencia de que todavía no es, fue una de las discusiones que cruzó todo el desarrollo de los talleres.

¿Quién puede defender los derechos humanos?
Limpiar el concepto, limpiar la mirada “ha jajesarekove hese ikatu haguã ideprovecho enterope como campesina, mujer, madre, vecina, pobladora o participava mamo tembiapópe. Jareko hina responsabilidá hesakãvo ñandeve ko derecho humano mávape ideprovecho ha avei jaikua’aporãvo máva oviolá, ha máva oñangareko va’erã hese”, afirmó doña Nicolaza.

Otra idea que se analizó, y se conectó con la misma práctica de los distintos comités y asociaciones, fue la de defensor y defensora de derechos humanos. Se encontraba más asociada a la actividad desarrollada por algunas organizaciones no gubernamentales o algunos líderes de organizaciones.

Dada esta confusión, se trabajaron en un módulo los principios y los derechos planteados en la declaración de las NN.UU. sobre defensores de los derechos humanos. Esto posibilitó que las participantes reconozcan que la defensa de los derechos humanos no es un atributo de alguna organización o persona especial dedicada a esa tarea, sino que cualquier persona o colectivo que se identifique con la idea de que todos los seres humanos son personas y que deben ser tratados como tales, puede afirmarse como defensora.

Textuales. Las palabras de ellas
“A partir de esta experiencia voy a salir a buscar dónde se enseña, dónde se desarrollan cursos sobre derechos humanos , quiero ser defensora de derechos humanos. Aunque yo me considero luego defensora desde el momento que me organicé y alenté a mis compañeras mujeres a organizarse, justamente para esto, para defender nuestros derechos”. Petrona, Comité Santo Rey.

“A mí lo que me queda por decir ante esta experiencia es que quiero seguir analizando este tema, quiero profundizar más, formarme mucho más para poder observar, mirar y denunciar los tantos atropellos a nuestros derechos que cada día se cometen y casi siempre sobre los que menos podemos”. Luisa, Asociación Kuña Aty Santo Domingo.

“Che avale, che areko derecho, che ha’e defensora de los derechos humanos, che ajevalora como defensora de derechos humanos, ko aikua’ava kóa taller reha’e amoguahẽse che rapichakuerape, acompartise ko aikua’ava. Asẽ ypyguive tesakame aiko ndapytavéi, entero oguahẽ cherendape, porque nunca la ahejava, nahejareívai ha la ahendúva nahendureívai. Mbeguekatu pe ñamyasakã va’erã ko tembiapo enterope, en cercanía, con cuidado, sin atropellar, porque cada uno hina jareko ñande tiempo. Oentendevove la iderecho oñepyruta ojevalorá, oñepyruta oprandu ojehe, mávapa che ha mba’épa ko múndope la ajaposeva”. Nicolaza, Comité Primavera Poty.

“Yo digo que soy defensora de derechos humanos y quiero decir que soy defensora y quiero seguir siendo porque hay mucha necesidad, mucho motivo para ser defensora. Soy defensora y sé a qué me expongo y ese es el riesgo de ser defensora: exponerse, plantarse ante el riesgo de no ser considerada en dignidad y derecho.” Olga, Asociación Kuña Aty Santo Domingo

“A mí me da miedo la propaganda que hay sobre los derechos humanos, pero yo hoy sé que todo eso es pura mentira y que lo que se quiere es eso justamente: espantar, separarnos, para que nadie pueda exigir, tiene todo un objetivo, un propósito esto. En la casa hay que mover esta enseñanza, empezando a valorarnos cada uno por lo que somos.” Ana, Comité Caacupemi.

“Quiero que estos talleres que tuvimos camine, se mueva a todas nuestras comunidades, ekapade chéve la añanimá ajapohagua otrosndi, acompartisé enterondi. Quiero ser defensora de derechos humanos, quiero ayudar y caminar con la gente, así aprendo como aprendí acá en los talleres, ha pea chemombarete, cheanimá aseguíhagua en la lucha, quiero ser defensora de derechos humanos”. Vidalia, Comité 8 de Diciembre.

¡Yo quiero ser defensora de derechos humanos, porque quiero ser útil. Hay mucha confusión entre los DD.HH. y el error humano, upevareko la derecho humano oñe condená.” Francisca, OZAE.

“Yo ya no tiemblo ante las injusticias, me paro a defender mis derechos y en lo que puedo ayudo, las violaciones son en general luego, pero donde más siento es en educación, porque tengo hijos en la escuela y sufren las injusticias de sus profesores, el otro día vino mi hijo llorando a casa y me dijo que su profesor le aplazó, fui a revisar su examen, el profesor me negó, me dijo que justo le tomó oral, mintió hasta que no me mostró, y hasta ahí llegó mi derecho, hasta ahí pude llegar. Mi hijo tanto estudió conmigo. Pero avy’a pejuhaguere orerendape, pecompartí orendive mba’ekua, ropay, rojotopa ha roñomombarete.” Celia, Asociación de Productoras San Isidro Labrador.

“Yo quiero ser defensora de los pobres inocentes que corren de este país por necesidad y por ser criminalizados por su lucha. Nadie merece salir de su país por no poder acceder a lo justo”. Miguela, Comité 24 de Febrero.

“Práctica nos hace falta, debemos ensayarnos a denunciar, animarnos a hablar, por el camino se hacen los aprendizajes, paso a paso…sin apuros”. Cirila, Comité Primavera Poty

“Para mí lo nuevo es que la exigibilidad no se hace sola, necesitamos organizarnos, necesitamos relacionarnos y ser uno”. Francisca, Organización Zonal de Agricultores/as Ecológicos

“Para ser defensoras de derechos humanos tekove jahejauka ñande vidape la jaescribíva como lucha, pea ha’e la legitimidad oje’éva, eso aprendí yo”. Celia

“Muchas cosa se me aclararon, por ejemplo, porqué los derechos humanos tienen mala fama, qué es una violación de derechos humanos, quién viola los derechos…y también aprendí que el Estado es había sido también defensor de los derechos humanos. Me gustaría seguir conociendo cuáles son los artículos de la Constitución Nacional que nos amparan, que resguardan nuestros derechos y que nos garantizan.” Luisa

“Demasiado dio gusto, estamos cerca de la gente, de los demás a través de la defensa de los derechos humanos. Voy a compartir todo con mi familia”. Lorena, Comité 8 de Diciembre.

“Avy’aitereí ahupyty haguere ko capacitación, una cosa ha’ese, derecho humano ndaha’éi jaabusá hagua, tampoco ñantendé hagua cualquier cosa derechoha.” Nicolaza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here