En medio de una represión, bañadenses lograron el aplazamiento de la ordenanza que pretende ceder sus tierras

0
6

Luego de horas de manifestación frente a la Municipalidad de Asunción y con una acción de represión violenta como cierre de la jornada de parte de las fuerzas de seguridad hacia los manifestantes, alrededor de 1000 bañadenses recibieron la noticia de que el estudio de la ordenanza 390 queda aplazado.

Cientos de manifestantes lograron hoy bajo un sol quemante dejar la resolución sin efecto y por tiempo indefinido. Alrededor de las 11 de la mañana se tenía la información de que al menos 12 concejales habían votado por la no derogación de la ordenanza que pretende ceder tierras del bañado al sector privado.

La mayoría de esos concejales eran colorados lo cual desató la indignación de los manifestantes. En un momento un bañadense tomó el micrófono y expresó que como colorado se siente avergonzado, “son esos mismos colorados que votaron en contra de los bañadenses quienes recorrieron el barrio buscando votos en su momento”, expresó.

Manifestantes quemaron una bandera colorada al enterarse de que casi la totalidad de los concejales de ese partido votaron a favor de la ordenanza 390

Los manifestantes rodearon todas las entradas y salidas de la municipalidad como medida de fuerza para que su clamor de derogar la ordenanza, sea oído. Si bien los ánimos se caldearon y para hacerse ver y oír quemaron llantas, madera y una bandera colorada, varios manifestantes entre los que se encontraban el sacerdote Velazco del Bañado Tacumbú, tomaron el micrófono para recordar el acuerdo al que habían llegado de mantener el carácter pacífico de la movilización.